Agility Robotics utiliza Inteligencia Artificial para sus robots

Poquito a poco se está demostrando que las aplicaciones robóticas de dos piernas son los más capacitados para imitar nuestras funciones y para poder andar en nuestro ambiente. El Laboratorio de Autonomía Dinámica y Robótica Inteligente (su acrónimo en inglés DAIR) se encuentra investigando una nueva aplicación robótica. Se llama Cassie, y como hemos mencionado es un robot bípedo y activo creado por la empresa de robótica Agility Robotics. Con el fin de que podáis haceros idea, indicaros que es el hermano mayor de Digit, el robot que está siendo entrenado por Agility Robotics para llevar bultos a nuestras viviendas.

Cassie ha sido creado para investigar los algoritmos que diseñan en este laboratorio con el fin de ayudar a que otros robots puedan andar y moverse por todo tipo de terrenos.

Los robots que andan sobre dos extremidades son más eficientes a la hora de sortear objetos y personas, así como ascender por escaleras. “Esto es útil en todo género de aplicaciones, incluyendo la exploración básica, mas también en labores de salvamento en catástrofes y también en inspección de espacios. Eso es lo que ha llamado el interés de las empresas de robótica en estos días” afirma Michael Posa, ingeniero de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas.

2 estudiantes graduados en el DAIRLab supervisan y poner a prueba los algoritmos que allá desarrollan en Cassie. Se prepara el código en un computador y se prueba con el robot. “En general, si no marcha en la prueba, no va a funcionar en el mundo real” notifica Posa.

Tal y como indican, hacer que funcione el algoritmo de IA es complicado, puesto que el robot es un punto indeterminado en vez de una máquina real, en un caso así bípedo, por lo tanto, hay que entrenar el algoritmo.

Una vez se ha confirmado la contestación de Cassie al algoritmo, los ingenieros pueden reajustar a orden que se ha introducido. Una de las principales ventajas de programar robots es que se les puede probar llegando hasta su límite.

De las piernas de Cassie destaca que sus rodillas se doblan hacia dentro, o sea, en sentido opuesto, lo que le facilita bajar por los escalones. No obstante su movimiento es hiperrealista si lo comparamos con el de las personas, de la misma manera que la velocidad que es capaz de alcanzar.

Trabajar en los diferentes grados de locomoción de Cassie es estudiar en el desarrollo de los futuros robots bípedos que van a ser desarrolladas y vendidas. Un ejemplo es el robot Digit, el que ya es probado en tareas de reparto autónomo a domicilio, si bien sus capacidades les van a permitir trabajar en muchos otros sectores, ya sea como robots exploradores o bien para trabajar en desastres naturales.