La OMS alerto el día de fin de año de la aparición del coronavirus

Los progresos que en la medicina se están sucediendo no cesan de impresionar. Os mostramos cómo la IA ha sido capaz de aventajar a los humanos a la hora de hallar que el coronavirus de la ciudad de Wuhan era una nueva cepa y de qué forma se iba a propagar por el mundo.

Un método con algoritmos de Inteligencia Artificial situado en Canadá fue quien detectó la aparición de la nueva epidemia y valió para que los investigadores chinos lograsen dar la voz de alarma. Gracias a ella, se habrían tardado más días en localizar y en haber conseguido poner en marcha el protocolo que definitivamente ha acabado aislando la zona de Wuhan.

Los acontecimientos ocurrieron a finales de año, cuando el comité de Salud de Municipal de Wuhan aviso de la aparición de una potente neumonía de procedencia desconocida. Se hablaba de alrededor de una treintena de dependientes del mercado de Wuhan que compartían una patología similar. El 31 de diciembre fue la OMS la encargada de avisar a la población mundial de la entrada de esta epidemia desconocida. 

No obstante, no se localizaba en China la persona que iba a averiguar qué era lo que estaba sucediendo en la ciudad de Wuhan. Se ubicaba en Canadá, y no era una persona, sino un software que pertenece a una Startup llamada Bluedot. La entidad canadiense se acaba de hacer famosa por su logro. es capaz de estudiar en tiempo real millones de datos. La IA ha sido educada a través de del Maching Learning o aprendizaje automático. Es un programa informático completo capaz de comprender el lenguaje natural. Su objetivo es ser más rápida en examinar lo que está pasando en el mundo que el poder de expansión del propio virus.  Pero tranquilo, si te sirve de consuelo… el software contaba con algo más de información que nosotros.