El auto sin pasajeros Nuro de pruebas en California

Los coches sin conductor van rompiendo barreras a la vez que dejan ver pistas de su capacidad. Para parte de la población puede seguir siendo una tecnología futurista, sin embargo, la tecnología robótica, IA y programas de navegación que emplean, se encuentran completamente maduros como para permitir un avance imparable en el sector de la automoción.

Uno de los programas que más está impulsando el desarrollo de los autos autónomos es Nuro. Es un startup con sede en California, en 2016 fue fundada por Jiajun Han y Dave Ferguson. En 2019 recaudaron la cifra de más de 900 millones de dólares de SoftBank, un fondo de inversiones dirigido a investigaciones tecnológicas y más concretamente al avance de robots.

Nuro es un coche eléctrico creado para realizar entregas de reparto a domicilio y comercios de forma autónoma. Es un plan atrevido que pretende revolucionar el comercio urbano. Hasta la fecha han diseñado diferentes versiones que difieren entre sí por sus dimensiones y su posibilidad de carga.

A finales del 2019 el condado de California permitió que los coches de reparto autónomos lograsen empezar a efectuar pruebas por las calles en situaciones reales. Por suerte para el avance del proyecto Nuro, consiguió su licencia pertinente para poder efectuar las pruebas reales por las calles californianas de los condados de Santa Clara y San Mateo. Fue la primera licencia que entregaron a un vehículo autónomo que no lleve pasajeros y ha sido adjudicada a su coche de baja velocidad, la versión R2, que dispone de una velocidad máxima de 40 km/h.

Algunas de las localidades en las que lograremos observar los vehículos de Nuro son en Atherton, Woodside y East Palo Alto. Para poder efectuar las pruebas sin conductor, les han puesto la premisa de que tiene que haber buenas condiciones climatológicas y que transiten por vías urbanas con un límite que no rebase las 35 millas por hora.